El perfecto monstruo de Frankenstein

O cómo crear personajes interesantes

El señor Fredricksen
Los personajes de Pixar son ejemplos perfectos de cómo, con breves pinceladas, pueden construirse identidades maravillosas con las que grandes y pequeños puedan identificarse.

En anteriores entradas hemos hablado de elementos importantísimos en nuestras narraciones como son (clic en el enlace si quieres volver a leerlos) la motivación de los personajes, el conflicto o incluso la construcción desde la teoría de los arquetipos. Sin embargo, aún nos queda mucho de qué hablar acerca de nuestros personajes, y es que ellos son el alma de nuestras historias.

Por eso, construir personajes con los que los lectores se identifiquen, que parezcan reales, hará que nuestra historia enganche a nuestro público… o todo lo contrario. Y es que no hay nada peor que intentar seguir las andanzas de personajes planos, tópicos e increíbles.

Pero… ¿Cómo logramos crear algo así?

Muchos de los que habéis acudido a alguno de mis cursos de escritura me habréis escuchado hablar de la técnica de la biografía, que consiste en crear toda la historia del personaje, desde la fecha de su nacimiento hasta el momento en el que empezamos a escribir su historia.

Hoy, sin embargo, vamos a dar un paso más definiendo otros aspectos que también van a ser importantes en el desarrollo de nuestra historia. Este es más o menos el esquema que sigo en mis historias:

  1. Nombre completo: es decir, nombre y apellidos e incluso apodo si lo tuviera. ¿Tiene apellidos aristocráticos, singulares o normales? ¿Es extranjero? ¿Por qué tiene ese apodo, qué historia se esconde tras él? Sin duda, alguien apellidado Fitzpatrick parece más importante que un tal Smith. Los nombres y apellidos también pueden definir un rasgo del personaje. Un hombre llamado León podría ser alguien de carácter fuerte. El apellido Leal puede ser un contrapunto a un personaje traicionero… ¿Cómo sería un niño apodado “Habichuela”?
  2. Edad: biológica. La edad del personaje es importante, ya que su comportamiento y su manera de enfrentarse a las dificultades será diferente en función de si es un niño, un adolescente, un adulto o incluso un anciano. La fecha de nacimiento también es importante. Un adolescente del siglo XIII no será igual que uno del siglo XXI.
  3. Aspecto: el aspecto de una persona también marcará, por suerte o por desgracia, su forma de enfrentarse al mundo. Desde el color de pelo o de ojos a valores tan definitorios como el color de la piel o la raza. Posibles deformidades o una belleza de otro mundo, todo importa a la hora de construir el carácter de nuestro personaje. ¿Se trata de una muchacha de excepcional belleza que siempre ha tenido fácil engatusar a los demás para conseguir lo que quiere o bien maldice esa belleza porque nadie es capaz de ver más allá de su increíble aspecto? ¿Es alguien excepcionalmente alto o demasiado bajo? ¿Muy grueso o muy delgado? ¿Quizás un personaje de aspecto anodino que siempre pasa desapercibido? ¿Cómo es y qué supone esto para él?
  4. Valores: ¿Qué virtudes destacaríamos del personaje? ¿Es valiente? ¿Leal? ¿Inteligente? ¿Generoso? ¿Bondadoso? ¿Tenaz? ¿Astuto? (la astucia es un valor, no necesariamente un defecto) ¿Orgulloso? (no confundir con soberbio). Estos valores le ayudarán a enfrentarse al conflicto así que… ¿tendrá nuestro personaje lo necesario para triunfar? ¿O requerirá de alguna virtud que aún no tiene o no se ha manifestado en él? Una vez defináis sus valores o virtudes, ateneos a ellos. No hay nada peor que un personaje que de pronto resulta generoso cuando en todo el libro se ha mostrado egoísta. Recordad que si el personaje va a sufrir un cambio tan profundo deberemos justificarlo muy bien. Y por favor, si es inteligente, que lo sea siempre y no se vuelva tonto cuando necesitemos darle un empujón a la historia. ¡Odio cuando pasa eso!
  5. Defectos: ¡Tan importantes o más que los valores! Conoceremos a los personajes por sus virtudes, pero los amaremos por sus defectos. Y es que no hay nadie perfecto. Por favor, no escribáis sobre personajes que no tengan ni una sola fisura en su carácter, no son para nada creíbles. Todos tenemos defectos, debilidades. Estas harán que nos identifiquemos de verdad con los personajes.
  6. Creencias: Tiene que ver con la visión del mundo que tiene nuestro personaje, las cosas en las que cree, y no me refiero solo a la parte religiosa. Esta es su filosofía de vida. Podéis usar citas y refranes que le definan. Puede ser una Escarlata O´Hara que considere que “mañana será otro día” o quizás simplemente crea en la justicia kármica. O en que para hacer el mundo mejor hay que empezar ayudando a los que tenemos al lado. Quizás su lema sea que para conseguir la paz hay que estar dispuesto para la batalla… sea lo que sea, es importante para el desarrollo de la trama, porque definirá cómo se toma el personaje el conflicto y cómo se enfrentará a él.
  7. Motivación: ¿Qué hace que nuestro personaje se ponga en marcha y no se quede en el sofá viendo la tele? ¿Tiene motivaciones económicas? ¿Le gusta ayudar a los demás? ¿Qué retribución material o espiritual le haría empezar a respirar en nuestro libro?
  8. Conflicto: ¡Ah, el dichoso conflicto! Si habéis creado el personaje hasta este punto y sabéis de qué va vuestra historia, aquí no debería costaros detectar el conflicto que va a padecer. ¿Se trata de un conflicto de valores? ¿De creencias? ¿Es un conflicto interno o externo? ¿Qué le pasa al personaje que pueda cambiarle? Y, por supuesto… ¿con quién va a tener ese conflicto? ¿Qué personaje parece ponerse en su camino para complicarle la existencia?
  9. Epifanía: Podéis prescindir de este punto, aunque a mí me parece definitivo. No todos los personajes van a tener una epifanía, y no todas las epifanías tienen por qué ser positivas. La epifanía es, simplemente, cómo va a cambiar el personaje cuando resuelva, positiva o negativamente, el conflicto. ¿Crecerá espiritualmente, madurará, le cambiará el sistema de creencias, sus valores? Esa es la epifanía y si lográis un cambio creíble, habréis construido un personaje simplemente redondo, de esos que hacen que cerremos un libro con un suspiro y la sensación de haber crecido un poquito con él.

Y como en el fondo me puede mi lado pedagógico, os dejo las fotos de algunos personajes conocidos e interesantes para que intentéis hacerles una ficha completa con la lista que os he dado. ¿Os animáis a compartirla en los comentarios?

Tyrion Lannister

Personaje complejo y uno de los más inteligentes (e interesantes) de la célebre serie de libros Juego de Tronos.

Podéis basaros tanto en la serie de TV como en la literaria, ya que en ambas podréis encontrar los datos que necesitáis para rellenar la ficha.

Matt Murdock, Daredevil

El abogado ciego que por la noche es un súperheroe tiene una curiosa historia que explica no solo sus poderes sino también su carácter.

Podéis ver las dos temporadas de la serie en Netflix.

Wilson Fisk, Kingpin

También de la serie Daredevil de Netflix. Es un villano terrible, sádico y brutal, pero extremadamente inteligente brillantemente interpretado por Vincent D´Onofrio.

Es un villano de los que engrandecen al héroe, y su historia también está cuidadosamente detallada en la primera temporada.

Judy Hopps (Zootrópolis)

La pequeña Judy es una policía de lo más atípica, ya que nadie espera que alguien como ella se enfrente a los terribles delincuentes de la gran ciudad. ¿Por qué es como es? ¿Qué la motiva? ¿Qué desea lograr? y, sobre todo, cómo el conflicto la hace cambiar, está perfectamente narrado en una historia para peques que nos hace reflexionar acerca de los límites y la fuerza de voluntad.

¡Espero vuestros comentarios y reflexiones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s