Primicia editorial

Hace unos meses me embarqué en una nueva aventura editorial en la cual debía escribir una serie de libros infantiles-juveniles.  Mis pequeños protagonistas son Álex y Qiang, dos escolares que pueden viajar en el tiempo gracias a una misteriosa máquina…

En enero visité unos colegios y los alumnos me pidieron un libro “de miedito”, así que he reservado esa historia para el sexto y último libro… he aquí un pequeño extracto de cómo será la historia.

Álex y Qiang han viajado en el tiempo, aunque parece que su máquina no ha funcionado bien y han aparecido en un castillo escocés, llamado Eilean Donan, en el año 1934. Y todo castillo escocés, debe tener un fantasma…😉

«Todo empezó tres días después de la fiesta de inauguración de Eilean Donan. Eran exactamente las 2:17 de la madrugada cuando de pronto, el pequeño John, el nieto de los señores MacRae, comenzó a gritar aterrado en su dormitorio, despertando a toda la casa.

Todos corrimos a la planta superior.

El chiquillo estaba al borde de la histeria. Aseguraba haber visto a un extraño hombre saliendo de una de las paredes.

Lógicamente todos pensamos que se trataba de una pesadilla y no le dimos más importancia.

La noche siguiente, volvieron a despertarnos los gritos del pobre niño. Y la noche siguiente, y la otra… El chiquillo aseguraba que se trataba de un fantasma, un ser translúcido, rodeado por una extraña luz, que gemía con una voz aterradora mientras extendía las manos, intentando agarrarlo…

Finn, uno de los mozos, se ofreció a permanecer esa noche en el dormitorio del pequeño John. Se trataba de un muchacho bastante valiente, fuerte como un toro, y desde luego, no creía en fantasmas.

Aquella noche, durante la cena en el comedor de los sirvientes, Finn estuvo riéndose, jactándose de que al fin podría dormir en un lecho cómodo como un señorito. Supongo que también bebió bastante vino.

El caso es que a las diez de la noche subió al dormitorio embrujado. A pesar de que era verano, los rayos rasgaban el cielo y los truenos hacían que las paredes mismas temblaran, justo como está ocurriendo ahora, pero Finn no tenía miedo. Se puso el pijama, se metió en la cama y se durmió en pocos minutos.

A pesar de la tormenta, la noche pareció transcurrir sin ninguna novedad pero, de repente, unos terribles alaridos nos hicieron salir corriendo de nuestras habitaciones.

Y ahí estaba Finn, temblando como una hoja al viento, con los ojos abiertos como platos, aterrado. ¡El cabello se le había vuelto completamente blanco!

“¡El fantasma!”, gritaba. “¡Ha querido cogerme! ¡No le dejéis salir de la habitación! ¡Nos agarrará a todos! ¡Quiere llevarnos al infierno!”, decía.

Lo llevamos a la cocina y le preparamos un té. Calentamos algo de agua en un barreño y le metimos los pies en él, porque estaba helado de frío.

Cuando logró recomponerse un poco nos contó a todos que estaba profundamente dormido cuando comenzó a escuchar un sonido que le puso los pelos de punta. Era un gemido lejano, como si alguien llorara al otro lado de la pared. De pronto, en medio de un extraño resplandor, una figura comenzó a salir de entre las piedras del muro. Se trataba de un hombre que lo miraba con la boca muy abierta mientras lanzaba desgarradores alaridos.

Finn se quedó paralizado de miedo mientras el fantasma alargaba un brazo, intentando agarrarlo entre gritos.

Por fin, justo cuando el espectro logró tocarlo con unos dedos tan fríos que abrasaban, Finn se tiró al suelo zafándose de él y se arrastró todo lo rápido que pudo fuera de la habitación. Antes de lograr cerrar la puerta tras de sí, pudo ver al fantasma, que casi había salido por completo del muro y avanzaba hacia él, con las manos extendidas convertidas en garras y la boca desencajada en un alarido gutural.

Finn había corrido por el pasillo y en sus prisas incluso había rodado por las escaleras, magullándose las rodillas y la frente.

Pero eso no era lo peor. Ahí donde el fantasma lo había tocado, todos pudimos ver las rojas marcas de unos dedos, como si le hubieran quemado la piel con unos hierros al rojo vivo.

El pobre Finn jamás pudo recuperarse del susto. Regresó al pueblo y no volvió a salir de su casa.

El señor MacRae cerró la puerta de aquella habitación con llave y prohibió la entrada a todos los miembros del servicio y de su familia.

Desde entonces, todas las noches, a las 2:17 de la madrugada, podemos oír los alaridos del fantasma que intenta en vano salir de la habitación condenada…».

Kyle finalizó su relato y observó a los niños con gesto divertido. Ambos se habían quedado boquiabiertos. De hecho, Qiang incluso estaba un poco más pálido.

—Es broma, ¿no? —se atrevió a preguntar Álex.

—¿Eso piensas? —se burló el joven—. Bueno, no te preocupes, esta noche podrás comprobarlo por ti misma… Porque imagino que os quedaréis a dormir en Eilean Donan…

Castillo de Eilean Donan

 

Espero que os guste y, sobre todo, no os olvidéis de comentar.

15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carolina dice:

    Me gusta y al igual que el resto ya estoy con deseos de leerlos todos, ya sabes los míos dedicados, excelente Victoria, ya lo creo que escribir para niños es más difícil
    Besos

    1. Me alegro de que te haya gustado, Carolina… Por supuesto que los tuyos estarán dedicados😉

      Besotes!!

  2. ¿Ya tienes libros publicados sobre Álex y Qiang? Y por cierto, Qiang era el apellido chino de mi hija, así que me parece que me va a gustar mucho este personaje.
    Y la historia me ha encantado. Me has dejado con las ganas de ver qué pasará esa noche en esa habitación. Porque es seguro que pasarán la noche ahí.
    Besotes!!!

    1. Pues aún no están publicados, están ilustrándolos (Carlos Jiménez se encarga de ello y está haciendo un trabajo estupendo) y verán la luz en primavera (si todo sigue al ritmo adecuado), de la mano de Susaeta.

      Qiang (Qi para los amigos) es el cerebrito de la pareja y Álex (Alejandra) es una chica de armas tomar, valiente y decidida… ¡Y por supuesto que tendrán que entrar en la habitación! ¿Cómo van a dejar de investigar un misterio tan interesante?😉

      Me alegro mucho de que te haya gustado. La verdad es que estoy disfrutando un montón escribiéndolos, ahora solo espero que a mis pequeños lectores les gusten también…🙂

      Ya os iré contando más cositas y, quién sabe, quizás incluso sortee un lote de libritos cuando se publiquen…😉

      Besotes!!

      1. Pues como lo sortees, ya tienes aquí una participante! Que tengo una pequeña lectora en casa que me parece que le gustarían estos libros. Aunque nos pelearemos con la pronunciación de la “q”…
        Besotes!!!

      2. Jajaja así os sirve para practicar😉
        Pues si hago el sorteo te tendré MUY en cuenta, claro que sí🙂

        Besote

    2. Narayani dice:

      Hombre!! Digo yo que un sorteo no le hace mal a nadie!! :-p A mí también me puedes ir apuntando ya.

      Diría que es para leerlos con mi sobrino y demás, pero no nos engañemos, soy yo la que los quiere, jajaja. Él aún es muy pequeño :-p

      Besos!!

      1. Jajajaaaaa para ti primero y para él cuando crezca… Ya sabes que te tendré en cuenta la primera😉

  3. Elena Ramos. dice:

    Sin palabras.
    Como siempre te digo, está genial. Ganas de saber más cosas.
    Me alegro de que tus proyectos sigan adelante.
    Un besazo enorme.

    1. Jajaja, muchas gracias, Elena. Me alegro un montón de que te haya gustado😉

      Por cierto, ando ya por la tierruca, así que a ver si saco un ratito (como ves me he traído trabajo…) y nos vemos aunque solo sean un par de horitas, ¿no?

      Besotes!

      1. Elena Ramos. dice:

        Pues cuando tú me digas.
        La verdad es que yo ahora también estoy liada, porque el viernes me presento a la teórica y el sábado tengo boda, pero bueno, se hace un hueco.
        Besos

  4. Maica dice:

    Una historia muy interesante en un marco ideal, estoy segura de que a los niños les va a encantar, tiene un lenguaje sencillo que llega directo , enhorabuena, me sigue encantando tu estilo

    Besitos

    1. Me alegra de que te guste, Maica🙂
      La verdad es que escribir para los niños es bastante más complicado de lo que parece… Pero también es fascinante, entre otras cosas porque con estos libros pretendo no solo entretenerlos, sino también enseñarles algo de Historia, un poquito de Ciencias… ¡Yo misma estoy aprendiendo un montón!🙂

      Besote!

  5. Narayani dice:

    Cualquier emplazamiento en Escocia podría haber sido la ubicación perfecta para esta historia de fantasmas, pero es cierto que el castillo de Eilean Donan tiene algo de especial.

    Con ganitas de saber qué les pasa a Álex y Qiang🙂

    Besos!

    1. Me alegro de que te haya gustado, Fani.
      El castillo de Eilean Donan la verdad es que es una maravilla… Ahí, en medio del lago, con las montañas detrás y ese puente… es precioso, la verdad.
      En cuanto a Álex y a Qiang… ¡¡¡Puf, la de cosas que les han pasado ya!!! ¡¡¡Y las que les quedan por pasar!!! Ya os iré avanzando más cositas😉

      Besotes, guapa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s