Traducciones hipnóticas

O por qué no es bueno hacer traducciones demasiado… (ejem) literales.

Me gusta el cine. Bueno, en realidad decir que me gusta sería quedarme corta… ¡Me encanta el cine! Y por eso todos los viernes navego por las recién estrenadas carteleras buscando alguna novedad sabrosa que llevarme a las retinas.

Reconozco que es más o menos la hora de la siesta, que hace un calor terrible (pasamos de los 35º en Madrid), y quizás por ello al principio he pasado por alto un título que, sin embargo, mi cerebro adormilado me ha hecho volver a leer.

Os pongo en situación: abro la newsletter del Kinépolis y comienzo a ver las novedades…

Niños grandes 2

The purge, la noche de las bestias

EL HIPNOTISTA

The east

El hombre de acero…

¿Hipnotistaaaaaa?

¿Ein?

Vuelvo hacia atrás y releo el título que me choca… ¿Lo habéis descubierto? Está en mayúsculas y rojo… Rojo como la sangre que chorrea de mis lacerados ojos en este momento.

¿El “hipnotista”? ¿En serio?

En ese momento mi cerebro atribulado flaquea, la duda me corroe… ¿Estoy equivocada y el término existe? Pienso, medito, adopto una postura de yoga por ver si la sangre me fluye hacia las neuronas… ¿Hipnotista?

¡Yoga!

Finalmente, y ante el temor de meter la pata, recurro a mi infalible RAE. Busco el término. Leo el resultado de mi búsqueda:

____________________________

La palabra hipnotista no está registrada en el Diccionario. Las que se muestran a continuación tienen formas con una escritura cercana.

____________________________

¡Ajá! No estaba equivocada, el calor aún no me ha derretido el cerebro… Y es que el término exacto es “hipnotizador”, “que hipnotiza”, dice el diccionario.

Pero claro, la película es sueca, y el título original (sí, también he buscado el título original para todos vosotros, queridos visitantes de mi loca cámara de los horrores…) es “The hypnotist” y además, en sueco, se dice  Hypnotisören.

Así que… ¿Está mal traducido?

Pues no.

La RAE no recoge TODOS los términos de nuestro idioma (qué decepción, madre mía), así que, recurriendo a la FUNDEU descubro que, efectivamente, “hipnotista” existe.

Es cierto ese dicho según el cual “nunca te acostarás sin saber una cosa más”. Esta es una de esas ocasiones😉

¿Y vosotros? ¿Habéis encontrado alguna traducción que os ha hecho dudar? ¿Alguna realmente terrible e incorrecta que os ha hecho desear arrancaros los ojos o meter la cabeza en el inodoro y tirar de la cadena? ¡Contadme!

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Narayani dice:

    Justo ayer vi una imagen genial. Te la pongo aquí, espero que puedas verla porque no tiene desperdicio, jajaja.

    https://www.facebook.com/#!/photo.php?fbid=555564444508313&set=a.121830967881665.17994.121803744551054&type=1&theater

    Besos, guapa!

    1. ¡¡¡¡Jajaja!!!! Yo también la vi. ¡¡¡Es fantástica!!!
      Y las traducciones que hacen los chinos de las etiquetas de la ropa ni te cuento… ¡¡Me encantan!!😄

  2. Pues no sabía que la palabra existía, que creía que era también una mala traducción… Una cosita que aprendo hoy!
    Besotes!!!

    1. Jejeje… Es que suena muy mal, como si fuera una mala traducción o incluso un extranjerismo… Pero ya ves, tú, al igual que yo, te acostarás sabiendo una cosa más gracias al título de una peli😉

      Besotes!!!

  3. Maica dice:

    Me ha pasado muchas veces que como tú no doy crédito a mis ojos y recurro al diccionario miro y remiro para darme cuenta al final de que son “palabros” inventados, aunque a veces ya se sabe que el pueblo va por delante y las palabras se incorporan a posteriori aunque alguna no deberían existir.. en fin.

    Feliz fin de

    1. De hecho yo rechazo de pleno muchas palabras que al final se tratan de traducciones literales para las que tenemos palabras propias. En fin…
      Y también se admite que un autor invente palabras o términos (podía haber sido el caso de “hipnotista”, por ejemplo) siempre que dicha palabra o expresión quede justificada dentro de la obra. Por ejemplo, en El Atlas de las Nubes, que estoy leyendo ahora mismo, en las historias correspondientes al futuro existen términos inventados por el autor, sobre todo referidos a tecnologías y organizaciones🙂

      Besote y buen finde!!

  4. Elena Ramos. dice:

    La verdad es que sí, me ha pasado con una película, y no hace mucho. Voy a contarte la historia.
    Un sábado por la tarde me voy a Cinesa con dos amigas. Nos ponemos a mirar la cartelera para decidir qué película ver. Tras unos segundos dudando, decidimos ir a la cola para coger las entradas para ver “La huida”.
    Hasta aquí, todo muy bien. La sorpresa viene cuando, al finalizar la película, descubrimos que el título original es “Rock city”.
    ¿Cómo te quedas?
    Besos, Madrina.

    1. Jajaja, sí, la verdad es que se parecen como un huevo a una castaña…😄

      1. Elena Ramos. dice:

        La verdad es que muchas cosas suenan mejor en inglés que en español, pero bueno,no podemos quejarnos de que tenemos un idioma muy culto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s