Rituales veraniegos

Todos tenemos cosas que nos gusta hacer en un momento concreto, rituales que nos dedicamos a nosotros mismos o que compartimos con diferentes personas. Puede tratarse simplemente de una manera de hacer algo o incluso de llevar a cabo toda una celebración.

A mí personalmente me gusta dotar a cada instante del día de una significación especial, y más si son momentos importantes para mí. Tengo rituales para escribir, para empezar la jornada, para ir al trabajo e incluso para regresar a casa tras una jornada agotadora. Podría hacerlo todo sin ninguna ceremonia, claro está, y sin duda mi vida sería algo más sencilla, pero también más gris, ya que los rituales hacen que todo cobre una dimensión más profunda, más solemne. Y es que en el fondo odio la cotidianidad.

Pues bien, uno de mis rituales tiene que ver con mis viajes a Santander. Regresar a  mi ciudad es regresar a mis raíces. Para mí Santander significa mar y montañas, frescor, belleza y serenidad. Estar tan cerca de la naturaleza, ver desde mi casa tanto los agudos Picos de Europa como los cielos siempre salpicados de nubes y el mar en perpetuo movimiento me ayuda a reencontrarme conmigo misma, a reordenarme, a recargarme para crear nuevos proyectos, nuevas historias que contaros.

En los últimos años, por motivos laborales, he tenido que viajar sola muy a menudo. Aunque mi pareja se reúne conmigo días después, el viaje de ida es solitario. Al principio me entristecía un poco, ya que me gusta compartir con él cada momento especial, pero ahora lo he convertido en otro de mis rituales. Veréis. Hasta que salgo de Madrid  permanezco sentada en mi asiento, en silencio, atenta a todo a mi alrededor, y apenas miro por la ventanilla. Una vez salgo de la ciudad comienzo a  escuchar música mientras leo o bien veo alguna película. Sin embargo, en cuanto entro en Cantabria y comienzo a ver los campos verdes y el relieve agreste, me pongo siempre la misma melodía y me sumerjo en un estado contemplativo mirando por la ventanilla. La música elegida es una pieza que me hace vibrar, que me habla de la libertad, de un viaje hacia un momento especial, de un nuevo comienzo y de la llegada de tiempos de cambio ya que, curiosamente, el verano para mí es una época en la que todo parece detenerse y sin embargo el otoño, conforme me acerco a mi cumpleaños, es siempre una época de cambios, de inicios de proyectos.

Esta es la música de la que os hablo. ¿No es fantástica para iniciar algo con fuerza e ilusión?

Por otro lado, otra cosa que siempre hago en verano es volver a las leyendas artúricas. Así, en el mes de julio releo siempre El caballero de la carreta, novela iniciada por Chrétien de Troyes (se desconoce quién la concluyó, allá por el 1180) en la que Lancelot y Guenevere consuman por vez primera su amor. Después, leo La muerte del rey Arturo, de autor anónimo y escrita en torno a 1230 y último de los relatos de la Vulgata del Rey Arturo.

Y es que me fascinan las andanzas de Lancelot, la lealtad de Gawain (o Galván), la vileza de Mordred, la malicia de Agravain, la mezquindad de Meleagante y la gentileza de su padre, el rey Bandemagus…

Este es mi ritual literario del verano. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún libro al que volvéis una y otra vez y os sigue gustando tanto o más que la primera vez?

15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Narayani dice:

    Yo no tengo tanta fuerza de voluntad como para levantarme antes por las mañanas como Margari y tú, pero me encanta desayunar sola y tranquila. Eso sí, le dedico unos 10 minutos en total, no 30. Aún así me parece un momento del día mágico🙂

    Buscaré si tengo algún ritual (tengo alguno que considero más bien manía, jajaja) y volveré si me sale algo…

    No he leído nada de la leyenda del rey Arturo aún, pero todo se andará.

    Besos!

    1. Jajajaja, bueno, todos tenemos alguno, pero los rituales es lo que tienen, que uno a veces no cae en ellos hasta que alguien se los muestra.

      Y lo del rey Arturo hay que solucionarlo, ¿eh?😉

      Besotes!

  2. Elena94:) dice:

    Hola Vicky, no sé si sabrás que ya tengo terminada Prometo no Olvidarme de Ti y ya voy publicando por el Capítulo 34. Te lo comento por si no te has podido pasar para ver mis últimas novedades.
    Bueno, cuando puedas, te pasas y ya me dirás si te está gustando como hasta ahora. Un besito🙂

  3. Mi ritual es más bien familiar. A ver lo explico un poco mejor. En mi familia somos un montón, vamos muchos primos. Tenemos la suerte de tener una casita en la playa de Torremolinos lo que nos facilita las vacaciones, aunque otras veces se complica ya que es dificil ponernos de acuerdo para no coincidir muchos. Bien, pues el ritual es más bien gastrnómico. Tenemos unos sitios establecidos, por los quedebemos de pasar si vamos a Torremolinos. El orden es indiferente, pero hay que hay que ir porque ya son unos clásicos. De hecho en algunos restaurantes ya nos conocen como la gran familia….

    1. Qué bueno, Soraya. Lo gastronómico da pie a muchos y fantásticos rituales. Lo de la gran familia es genial, la verdad es que te pega eso de tener un montón de primos😉

      Besotes!

  4. Elena94:) dice:

    Pues creo que mi único ritual de verano es ir a la playa en cuanto puedo, ya que, aunque es cierto que hacer intensivo, cansa un montón, es la manera más relajante de desconectar de la rutina de todo el invierno y hay que reconocer que tenemos una cantidad de playas en las que pasar un día de lo más relajante. Y es cierto que a todo el mundo le viene bien ir a la playa para cambiar de ambiente.

    1. bueno, bueno, Elena, ¿el único dices? Teniendo en cuenta que hablas de las playas de Santander ya es mucho. No es solo un ritual sino un auténtico placer, no solo por nuestro clima, sino también por la limpieza de las playas y las vistas maravillosas que tenemos desde ellas a las montañas, el mar abierto, los acantilados, el palacio… es un auténtico lujo que no cambiaría por nada.

      Disfruta de la playuca, guapa!

      1. Elena94:) dice:

        Yo suelo ir a El Camello, para mí, la mejor playa de todas, aunque a veces voy a la Segunda. A ver si cuando vengas, puedes aprovechar del buen clima. Un beso

      2. Jo, yo no podría decir cuál es la que más me gusta, porque la verdad es que tanto los Peligros como la Magdalena también me encantan. Eso de tener vistas al palacio es simplemente impagable.
        Si voy y llueve y hace frío no me quejaré, que aquí pasamos ya de los 30º… :S

        Besotes!

  5. Mi ritual de verano, es que en cuento llego a mi casa en Tenerife, me cambio de ropa, me pongo el atuendo veraniego, apago móvil del trabajo, me cojo un libro que no hable de nada de negocios, es decir, una novela por ejemplo, La Guerra de los Mundos y esos temas de marcianos que me encantan y me bajo a la playa a pasar el día entero. Comer en el chiringuito con mi pareja, mi familia, amigos…Creo que es de las sensaciones que más feliz me hacen y ahora que aún me faltan días para llegar, pienso que no aguanto más aquí. ME QUIERO IR YAAAAA. Saludos a todos!!

    1. Hmmmmmm un ritual magnífico, Bea, y en tu caso merecidísimo. Ya no queda “ná”, en cuanto quieras darte cuenta estarás en la playita, desconectando del ajetreo y el aceleramiento que vivimos en Madrid, ya lo verás.

      Besotes!

  6. Margari dice:

    Qué de tiempo sin leer a Chrétien de Troyes! Ays, que ahora me has picado. La verdad es que mi acercamiento últimamente a esta figura siempre es con autores más recientes. Y el último descubrimiento fue con Bernard Cornwell, que le quita mucha magia y le aporta una gran dosis de realismo.
    Y me has hecho pensar en si tengo algún ritual. Así premeditado creo que no, pero si caigo en alguno vuelvo por aquí.
    Besotes!!!

    1. Mi primer contacto con la literatura artúrica fue a los doce años, con uno de los libros de La Vulgata y la verdad es que desde entonces me ha apasionado todo el ciclo. He leído diferentes versiones de autores más modernos e incluso tengo el Camelot de T.H. White. Pero siempre regreso al original. El libro artúrico más “moderno” que me ha gustado ha sido La vida de sir Agloval de Gallis, de Clemence Housman, un libro intenso de belleza desconsoladora. A partir de este los demás me parece que no aportan nada nuevo y carecen de la magia literaria y el poder creador de mitos que tienen los originales. Y conste que siempre les doy una oportunidad…😉

      Seguro que tienes algún ritual, Margari, incluso destapar las galletas Oreo para comerse solo el relleno es un ritual en sí mismo. Quizás sean los prolegómenos a una nueva lectura, la forma de desenvolver (o de envolver) un regalo…
      Solo espero que cuando recuerdes alguno, vengas a contárnoslo😉

      Besotes, guapa!

      1. Margari dice:

        Uys, pues esa novela de Clemence Housman no la conocía, así que ya mismo estoy buscándola, que el mito de Arturo también me gusta mucho. Aunque me saturé hace un tiempo leyendo varias sagas seguidas que luego no he cogido ni un libro más.
        Y pensando en rituales… Aunque lo califico más de manía, cerrar bien todas las puertas antes de irme a dormir, ya sea el armario más minúsculo de la casa… Y una cosita que sí podría ser un ritual, aunque los fines de semana no lo hago que hay que descansar. Levantarme media horita antes que todo el mundo en mi casa, prepararme el café y quedarme ese rato con la taza entre mis manos disfrutando del silencio… Necesito ese ratito para ponerme las pilas.
        Besotes!!!

      2. Ya me contarás si te gusta la historia de sir Agloval😉
        y lo de la media horita yo también lo hago. Acostumbro a desayunar sola porque me levanto a horas intempestivas, pero realmente disfruto de mi cafetito y mi zumo en silencio, en la penumbra del amanecer, como si fueran un lujo más, por eso suelo levantarme un poquito antes, para disfrutar con cada sorbito antes de empezar la larga jornada. Es una forma fantástica de iniciar el día😉

        Besote, reguapa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s