La cámara de los horrores: la pataca legendaria…

… o la importancia del orden de las palabras.

En la anterior entrada, donde el PP parecía haber dejado embarazada a una diputada, pudimos ver, aparte de que las comas llegan a ser muy traviesas, la importancia de mantener un cierto orden entre las palabras de una frase.

Pues bien, hace unos días me encontraba yo corrigiendo un manual, incauta de mí, cuando di con un hecho insólito, algo que hizo que diera un respingo, enderezándome en el asiento súbitamente despejada, abriera bien los ojos y alzara mi inclemente ceja inquisitiva. Acaba de encontrar… la pataca legendaria.

Lo primero que pensé es que “pataca” es “patata” en gallego (el día que me dijeron que “patacas fritidas” significaba “patatas fritas” pensé que se estaban riendo de mí), pero aquello no tenía ningún sentido, así que saqué mi ultrapoderosa arma secreta: el diccionario de la RAE, incansable compañero de cualquier corrector que se precie.

Y ahí estaba mi pataca: podía ser una moneda de plata o un tubérculo “[…] que es de color rojizo o amarillento, fusiforme, de seis a siete centímetros de longitud y cuatro o cinco de diámetro por la parte más gruesa, carne acuosa algo azucarada y buen comestible para el ganado”. Fuera lo que fuese que significara esta definición, la pataca existía. Ahora bien, no fue eso lo que me hizo releer la frase un par de veces preguntándome de qué narices estaba hablando el autor. Estaba claro que algo fallaba.

“[…] planta forrajera pero el fruto es comestible por las personas y de forma muy irregular […]”.

Es comestible de forma muy irregular…

… ¿?

Vamos a ver: las posibilidades que se me ocurrían con mi pataca eran las siguientes:

a) Se come unas veces sí y otras no.

b) Se come poniendo caras raras.

c) Se tiene que trocear de forma irregular para comérsela.

Pero… ¿qué quería decir en realidad el autor?

Pues bien, después de darle vueltas al asunto, me di cuenta de que la frase correcta sería esta:

“[…] planta forrajera y de forma muy irregular pero el cuyo fruto es comestible por las personas … […]”.

O sea, que lo irregular no es nuestra cara al comérnosla, las ganas que tengamos de hacerlo o la forma de presentárnosla del chef de turno. ¡La pataca es la que es irregular! Y es que los complementos de un nombre deben ir cerquita del nombre al que complementan, o corremos el riesgo de acabar confundiendo al personal, embarazando a diputadas y comiendo tubérculos poniendo caras raras.

Por cierto, a mí me entró curiosidad por ver a mi pataca legendaria, ¿y a vosotros?

¿Y vosotros? ¿Habéis encontrado alguna errata escandalosa? ¿Algún error que os haya hecho querer sacaros los ojos? ¡Contádmelo!

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carolina dice:

    Buena lección, pero sigo sin saber lo que es la pataca… nunca he visto esto por aquí, ya me diste curiosidad por saber como se llama por estos lados, averiguo y ahí te cuento.

    1. Genial, sí, cuéntanos cómo se llama en otros lugares. Sé que en España las hay, alguna vez las he visto en supermercados, aunque nunca me había dado por comprar, ya que no tenía ni idea de cómo cocinarlas ni de a qué sabían… ahora tengo curiosidad por probarla… jejeje.

      Un besazo, Carolina

  2. Elena94:) dice:

    Yo no sabía ni que la pataca existía. Ya lo dice el refrán: “Nunca te acostarás sin saber algo nuevo”, y eso es lo que me acaba de pasar a mí, he descubierto esta nueva planta forrajera.
    Un besazo enorme😉

    1. Jejeje, ¿has visto? Nunca se sabe para qué te va a servir conocer lo que es una pataca… Puede ser un conocimiento que te salve la vida un dia😛

      Besotes, guapa!

  3. Margari dice:

    Pues no sabía lo que era una pataca. Así que una cosa que he aprendido en esta entrada. Eso y procurar que el complemento siempre esté cerquita del nombre al que acompaña, que luego se lía…
    Besotes!!!

    1. Jejeje, exactamente, Margari. Es que las comas son traviesas y los complementos bailones y claro, entre los unos y los otros…😉

      Besotes, guapa!

  4. La palabra es un arte, por lo tanto hay que tener sensibilidad e inspiración y oficio, es decir, herramientas para poder transcribir con acierto aquello que queremos expresar, ja, ja. Me he reído con lo de la pataca…. alguna vez las había visto en tiendas y no sabía que nombre tenía tan curioso tubérculo, y mira tu por donde ha ido a salir la irregular pataca.
    Besitos

    1. ¿Has visto, Maica? Si es que está claro que en este blog se aprenden muchas cositas😉
      A mí lo de la pataca me sonaba a broma, pero ya ves, existe… jejeje
      Está claro que, aunque muchos piensen que cualquiera puede hacerlo, para expresarse adecuadamente y además con buen estilo no solo hacen falta conocimientos, sino también talento😉

      Un besazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s