La cámara de los horrores: Oráculos y embarazos…

¡Hola a todos!

Aquí estamos dispuestos a denunciar un nuevo maltrato a nuestro idioma. Veréis, no solo es importante, cuando escribimos, revisar las faltas de ortografía y de gramática, sino también nuestro estilo.

Como correctora de manuales de formación, además  de revisar las temidas faltas, también debo leer atentamente los contenidos para asegurarme de que los alumnos van a entenderlos, es decir, que debo comprobar que los conceptos están expresados de forma que no llevan a error.

Y es que la función del lenguaje es comunicar, y si el otro no entiende bien lo que queremos expresar, a lo mejor es que no lo estamos haciendo bien del todo… la culpa es del que habla, no del que escucha.

Esto me recuerda a una famosa predicción que hizo un oráculo a un general. Cómo, ¿que no conocéis la historia?

Veréis, este general tenía por delante una batalla complicada y se enteró de que por allí cerca había un hombre con la capacidad de ver el futuro, así que le hizo llamar y le inquirió acerca del resultado del enfrentamiento que se llevaría a cabo al día siguiente. El famoso oráculo quedó en silencio, sin duda buscando la respuesta a aquella pregunta. Al cabo de un rato, alzó la mirada y con voz profunda dijo : “Ganarás no perderás”.

El general, que debía de ser un hombrecillo optimista, interpretó el mensaje de forma positiva y, cuando al día siguiente perdió la batalla, hizo llamar de nuevo al oráculo para hacerle castigar.

—Fallaste, oráculo, he perdido la batalla. Y tú dijiste:  “Ganarás, no perderás” —le acusó.

—Acerté plenamente —respondió el oráculo—, ya que en realidad dije: “Ganarás no, perderás”.

Ya veis, por una simple coma se perdió una batalla.

Y es que las normas de estilo son muy importantes. Tan relevantes son las comas y los puntos como el orden de las palabras. Y si no, mirad el titular que vamos a analizar hoy:

“Una diputada embarazada del PP estrenará…”

Este titular apareció en la edición digital del diario ABC hace unos días.

Estupefacta me dejó. Claro, lo leí a última hora de la tarde, llegaba cansada, lo leí de corrido y… ¡hala! De pronto me encontré dándole vueltas a si el PP, además de la que está cayendo, iba por ahí embarazando a la gente.

A ver, no es una frase incorrecta gramaticalmente, vamos, que no flagelaríamos al pobre periodista que la hubiera escrito, pero sí es una frase que lleva a error… a un error bastante gordo, diría yo. Y es que supongo que esta mujer estará encinta de Manolo, Paco o… bueno, o de Pepe, que no sé cómo se llama su marido, pero hombre, del PP no.

Yo leo esta noticia y lo primero que pienso es: ¿dónde pongo la coma para que a esta muchacha no me la embarace el PP? Revisemos las posibilidades:

1.- Una diputada, embarazada del PP, estrenará…: no, entonces está claro que el PP es como el Espíritu Santo y va preñando por ahí a diputadas distraídas. No, esta no me vale.

2.- Una diputada embarazada, del PP, estrenará…: ¡Puf!, no, peor. Ahora queda aún más claro que ha sido el PP el que… ¡zas! Así que tampoco vale.

3.- Una diputada, embarazada, del PP estrenará…: Vale, puede servir, explicamos que la buena señora además de ser diputada y estar embarazada, es del PP. Aún así, la frase no acaba de convencerme…

Ahora bien, ¿y si además de añadir un par de comas cambiamos una palabra de sitio? Porque, en realidad, la que es del PP es la diputada, no su embarazo. Y además, la noticia no es que esté embarazada, sino que va a estrenar algo…

La frase quedaría así:

Una diputada del PP, embarazada, estrenará…

¡Ya está! Y es que el oráculo se podía haber ahorrado la explicación del final habiendo dicho simplemente “No ganarás, perderás”.

Hay que ver, lo que hace poner las cosas en su sitio correcto😉

¿Y vosotros? ¿Habéis encontrado alguna errata de esas que os hacen querer sacaros los ojos? ¡Compartidla con nosotros!

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. maite dice:

    Fernando Aramburu, colaborador de El Mundo y El País, escribe en su blog, sobre una presentación de su libro:

    “Me flanquearon hembras a la mesa. Estaba, pues, como en casa. Es que congenio con el rebaño cuando es bello y huele bien.”

    1. Hola, Maite
      Bienvenida a mi saloncito.
      Eso que comentas… caramba, es una frase desde luego provocadora, no deja indiferente, pero ¿no es un poquito despectivo por parte del autor?

      Un beso y espero seguir viéndote por aquí

  2. Elena94:) dice:

    Hola Vicky. ¿Qué tal te va todo?
    Espero que todo te vaya de lujo. Acabo de subir el Capítulo 32 para que, cuando puedas, te pases a leerle y, si quieres, darme tu opinión. Un beso fuerte😉
    PD: el final está cerca.😉

  3. Narayani dice:

    La verdad es que no hay por dónde coger la frase. Si la noticia no es que está embarazada ¡no lo pongas! ¡Qué más da!
    Besitos!

    1. Jajaja, sí, esa es una de las piedras de toque de la comunicación: ¿Qué quieres contarnos exactamente? ¿Cuál es la idea que quieres transmitir? Es lo majo de escribir con prisas…
      ¡Besotes, Fani!

  4. Margari dice:

    Si es que en la prensa hay cada fallo… No sé si serán las prisas, la presión o el no saber, pero nos regalan cada perla… Y tu explicación para arreglar esta frase me ha arrancado más de una sonrisa. El poder de las “comas”…
    Besotes!!!

    1. Ay, sí, las comas, una de mis batallas diarias…
      En los periódicos hoy en día hay un gran problema, que es la inmediatez de las noticias, mucho más en los medios digitales. Por ello hay que redactar muy rápido y “subir” la noticia aún más rápido, y no hay tiempo para corregir. Esto me lo dijo un alumno de un curso que impartí hace algo más de un año. El muchacho trabajaba en un periódico gratuito. En parte lo entiendo, pero también es verdad que yo en mi trabajo hago de redactora además de correctora, y tanto mi fantástica compañera Julia O. como yo nos esforzamos por que tanto las noticias como las entrevistas y las entradas del blog de la empresa vayan limpias de polvo y paja, o sea, de erratas. Es una cuestión de orgullo, supongo🙂

      También es verdad que las carreras universitarias han perdido mucha calidad. Conozco a un par de licenciados en Filología Hispánica que le dan al diccionario patadas dignas de aparecer en nuestra cámara de los horrores, que andan justitos de vocabulario y que no han leído obras que considero vitales para alguien que quiere hacer de la lengua española su objeto de estudio…

      Gracias por seguir por aquí, guapa y un besazo muy gordo😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s