El oficio de soñador

Es curioso de qué forma los sueños se hacen realidad. Es decir, que puedes pasarte un año dándole vueltas a una idea y, de pronto, cuando decides ponerlo en marcha, el destino pone en tu camino a las personas adecuadas para darle forma.

En mi caso, al menos, siempre ha sido así y esta vez no podía ser menos.

Hace más o menos una década que me trasladé a Madrid. No conocía a nadie. Bueno, conocía a una persona, mi amiga Marina, una soñadora nata. Desde entonces, de forma casi fortuita, generalmente por motivos laborales, he ido rodeándome de otros soñadores, personas creativas y excepcionales, con ganas de crear, de innovar, de mejorar cada día. Como mi magnífico compañero, Julio, o mis “niños” de la oficina, el Club del Tarro de la Felicidad: Demi (Babel Estudio), las dos Olgas, Ana, Marta, Rebe, Carol, Nacho, Rael, Joe, Gus…  Luego publiqué White Creek Manor y me embarqué en el maravilloso y difícil mundo editorial. Y conocí a otras personas maravillosas, como los grandísimos Víctor M. y Fanioka,  Elena, y mis soñadores facebookeros: Fani (Narayani), Soraya, Carolina, Jose, Puri, Laura C., Chema, Diego y Maica.

Todos ellos, de alguna forma, me han ayudado a mantener vivos mis sueños y a mejorar yo también, cada día, a su lado.

A qué viene esta disertación, os diréis.

Bueno, este blog fue una vez un sueño, el sueño de una chica que quería escribir. Gracias a él logré cumplirlo: terminé una novela. Y se publicó.

Eso fue hace dos años.

Mañana, este blog llegará a las 24 000 visitas, y habrá sido gracias a todos los soñadores que me han seguido fielmente en esta aventura.

Y por ello, cuando llegue a esas 24 000 visitas, os regalaré otro capítulo de la que será mi segunda obra: Las aventuras de Albert en Onyria.

Pero eso será mañana…

¿O me ayudaréis a que este sueño se cumpla hoy?

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rael dice:

    Mi cita favorita es “la vida es lo que nos va sucediendo mientras nosotros esperamos a que nos sucedan otras cosas”, pero todo es mucho mejor cuando además de ir encontrando cosas en la persecución de esos sueños, también conseguimos alcanzarlos, o lo más parecido a ellos.

    1. Alcanzar un sueño es genial, pero conozco a muchos para los que el éxito se convierte, precisamente, en el origen de su perdición.
      Por ello siempre digo que hay que disfrutar con el camino que nos conducirá (o no) a nuestra meta, y este disfrute debe servirnos como preparación tanto para el éxito como para el irreal fracaso.

      Tu frase está bien, pero prefiero pensar que la vida no “me sucede” sino que soy yo la que la va construyendo paso a paso, tejiéndola con cada puntada de mis decisiones y mis actos. Pensar que la vida “sucede” puede llevarnos a la inacción y esa inacción es, precisamente el verdadero fracaso. Puedes equivocarte, tropezar e incluso caerte. Y está bien, eso nos hace aprender. Pero como dice Mark Stevenson, no intentarlo es irresponsable😉

      Besotes, Rael y nos vemos en unos días (te debo media tortilla… XD)

  2. Hoy estoy totalmente de acuerdo con lo que escribe Fani. Muchas gracias por dejarme entrar en tus sueños, aunque sea de vez en cuando. Me encanta el grupo y tengo que reconocer que me ha sacado de apuros en más de una ocasión. Muchas gracias por estar ahí.

    1. Ese es el objeto del grupo, ayudarnos entre todos a soñar y a alcanzar nuestros sueños. Para mí es un placer poder ayudaros, aunque solo sea dandoos charleta y animandoos a escribir😉

      Besotes y gracias a ti por seguir soñando

  3. Narayani dice:

    Jo Vicky, muchas gracias por tus palabritas🙂
    La verdad es que a mí me encanta ser una soñadora más. Los sueños que no falten. Me alegro de que los tuyos se vayan cumpliendo.
    Besos!

    1. No hay de qué, reguapa. Hay que ser agradecido, y más con mis seguidores más fieles. Además, nuestro grupo de Soñadores es simplemente genial, ¿no te parece?😉

  4. Carolina dice:

    Victoria es maravilloso que seas una soñadora y sobre todo que haya personas como tu que crean que es posible ir tras los sueños y hacerlos realidad. Y termino citando a John Lenon: “podrán decir que soy un soñador pero no soy el único, solo espero que un día se unan a nosotros” y yo estoy Aquí compartiendo y uniéndome a tus sueños.

    1. Tú y yo llevamos ya un tiempo soñando juntas, Carolina, aunque en la distancia. Para mí es un placer compartir sueños y aventuras con todos vosotros.

      Un besazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s