Vuelta al cole

La verdad es que hay días en que vale la pena levantarse de la cama. A veces, incluso, las noticias de un día te animan toda una semana. Hoy, lunes, ha sido un día así de mágico.

Por un lado, estoy contenta con la última noticia acerca de cómo van las ventas de White Creek Manor. Por otro lado, mi editor me ha informado de que la antología de cuentos que encargó la Universidad de Sofía (Bulgaria), en la que yo participo con El Cáliz de Sangre ya está traducida y será distribuida en octubre.

Finalmente, tras una jornada de trabajo agotadora, he llegado a casa y, al abrir el buzón, he encontrado en él un sobre bastante grande con la bonita caligrafía de mi padre. Extrañada, porque no esperaba ningún envío, lo he abierto y he encontrado la revista de mi antiguo colegio, el San José de Santander, el cual visité el pasado mes de abril para darles unas charlas a sus alumnos.

Muchos no sabrán apreciar algo así, una revista escolar, pero es que, como todo, esto también hay que verlo dentro de su contexto.

Comencé a estudiar en el San José a los cinco añitos. Yo era una niña menudita (sigo siendo poca cosa), terriblemente tímida (ahora prefiero el término “introvertida”) y que se hacía un lío a la hora de distinguir izquierda y derecha (aún hoy sigo sin saber muy bien con qué mano comerme la sopa), pero también muy observadora, tímida e imaginativa.

En el cole hice un grupo de amigas que me acompañaron hasta la adolescencia, amigas con las que compartí mis jornadas de estudio, pero también mis sesiones de juego y diversión.

El San José es un colegio religioso, para los que no se hayan dado cuenta por su nombre, así que la directora es una monja, así como muchas de sus profesoras.

Y todo el mundo sabe lo estrictos que pueden llegar a ser los profes religiosos…

Todas las alumnas (no había chicos en aquel momento) llevábamos el mismo uniforme, una falda con peto azul marino, camisa blanca y corbata (fui incapaz de llevar la mía derecha un solo día), zapatos marrones, negros o azul marino, abrigo del mismo color y leotardos blancos u oscuros.

Todas económicamente iguales en apariencia, aunque diferentes en talentos y carácter. Entre nosotras había hijas de personas acomodadas al igual que niñas de familias humildes. Pero no podíamos distinguirlas. Aprendimos a valorar a las personas por lo que eran, no por lo que tenían.

Las profesoras nos reprendían, pero no nos castigaban (jamás nos pusieron una mano encima) y con ellas aprendimos a negociar, a escuchar y a comprender a los demás. No digo que todos mis años allí fueran miel sobre hojuelas. Una niña tímida y con tendencia a desconectar de la clase tiene muchas broncas aseguradas, pero sí que puedo decir que mucho de lo que soy hoy en día es gracias también a ellas. Y es que además de broncas, también coseché algún que otro elogio, pues mis profesoras eran capaces de reconocer lo que de bueno había en mí.

De ellas conocí las palabras escritora, artista, creativa, imaginativa, inteligente, profunda, sensible, generosa… y también perezosa, descuidada, solitaria… Pero gracias a Dios, ellas siempre resaltaron más mis virtudes por encima de mis defectos. Y eso me enseñó a ser tolerante con los demás.

Hoy, como decía, he visto la revista que han hecho alumnos que, algún día, mirarán atrás y verán lo que yo: educadoras entregadas, maestras generosas y grandes personas que se dedicaron, en cuerpo y alma, a ayudarles a ser los estupendos hombres y mujeres que un día serán.

Por todo eso, gracias, colegio San José.

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mary~ dice:

    ¡Hola Vicky! :3

    Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, ¿todo bien?
    Bueno, cierto es que da pereza levantarse por las mañanas y todo eso… úwu Y cómo bien dice Elena, este es nuestro último año y hay que disfrutar lo que queda de él. >.<
    El Colegio San José, a pesar de los buenos o malos momentos que haya podido vivir en él, a pasado a formar una etapa de mi vida que supongo que me ha dejado marca y ha influido en mi personalidad.

    En fin, cuídate mucho. :3 Nos vemos por ahí~

    1. Hola, Mary
      Sí, todo va bien, gracias por preguntar. Liada con un montón de proyectos pero eso, en mi caso, siempre es bueno🙂
      Entiendo lo de la pereza… Yo también madrugo un montón y la verdad es que empiezo a echar en falta la sensación de acostarte sin poner el despertador… Es un placer que casi he olvidado😄.
      Disfrutad del último año, ¡claro que sí! Hay que disfrutar de cada momento, porque no volveréis a pasar por el “último año de colegio”, así que atesorad cada momento porque sí, claro que influirán en vosotras, y de una forma más profunda de lo que te imaginas.
      Yo seguiré aquí, escribiendo, así que siempre que queráis contarme algo, estaré localizable. Y me pasaré por vuestros blogs, claro que sí.
      A ver si el año que viene vuelvo por mi tierruca y os hago otra visitilla.

      Besazos, artista

  2. Elena94:) dice:

    Ya sabes que cuando quieras, puedes venir al colegio. Serás bien recibida. Aunque reconozco que, aunque este es mi último año en el San José, es un buen colegio.
    Espero que sigas leyendo mi historia, que tengo que asumir que no sé si podré seguir escribiendo a diario.
    Un beso y, ya sabes, siempre serás bien recibida en el colegio

    1. Hola, Elena.
      Ya te echaba de menos. Claro que volveré al cole, como muy tarde cuando presente mi segunda novela, que ya está en el horno😉 A lo mejor lo que podemos hacer es organizar allí un evento de puertas abiertas, para que puedan acudir familiares y antiguos alumnos. Así podrás venir y volveremos a vernos.
      En cuanto a tu escritura, es normal que no puedas dedicarle un rato todos los días. Imagino, además, que empezará pronto a la universidad, y necesitarás centrarte en tus estudios. No obstante, procura sacar ratitos. esto de escribir es como correr una maratón: para llegar a meta hay que entrenar. Y ya sabes, cuéntame siempre tus avances, me encantará saber que sigues adelante con tu sueño.

      Besotes

  3. Ya sabes que eres bien recibida siempre que quieras. Normalmente un niño no decide a que colegio va, sino que son los padres los que toman esa decisión por el, pero luego el niño es el que tiene que saber quedarse con lo mejor de esa educación. Creo que la enseñanza religiosa está muy desprestigiada, y al igual que tu, mi cole tenía un nivel bastante alto, contrastado por los coles a los que iban mis amigos

    Y ya sabes, cuando quieras te espero en mi blog y cualquier comentario, critica o sugerencia seran bienvenidos!!!

    1. Sí, es cierto, es cosa de cada uno quedarse siempre con lo que de veras es importante, y eso es bueno incluso en los trabajos. Incluso de las malas experiencias se aprenden cosas. si vivimos de acuerdo a esta idea incluso las situaciones más desagradables se convierten en algo positivo, y nosotros nos volvemos mucho más sabios.
      En un ratito me paso por tu blog.
      ¡Hasta ahora!

  4. Da gusto volver así al cole. Yo también estudié en un colegio de monjas y en algunas de tus palabras me siento identificada. Las personas que conocemos en el cole, aparte de la familia, son las que más influyen en nuestro proceso de socialización y refuerzan las pautas que no han marcado en casa y viceversa.

    1. Como formadora no puedo estar más de acuerdo contigo. Sé que muchos rechazan estos colegios por el componente religioso, pero a mí (y al resto de alumnos) me ofrecieron una gran educación en valores, que al final son los que nos hacen personas, y no solo los conocimientos académicos, aunque reconozco que además el nivel de aprendizaje, al menos en este centro, es altísimo.
      Me alegra ver que entiendes de educación.

      Besotes y… ¡Te debo una visita a tu blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s