Mi experiencia editorial (I)

Mi experiencia editorial (I)

 

Como a esas alturas ya sabréis todos, el 11 de noviembre presento mi opera prima, mi primera novela, en La Fídula (podéis consultar los detalles en la entrada referente a lapresentación de la novela White Creek Manor.
Desde que recibí la carta del que sería mi editor mostrando su interés en publicar White Creek Manor, todo ha sucedido tan deprisa que aún hoy, 15 de octubre, no me hago a la idea de cómo ha cambiado mi vida. Quiero decir que, hasta recibir la carta, el hecho de publicar era para mí sólo un sueño. Ahora, sin embargo, y tal y como me recuerda mi chico cada día, ya soy una escritora (algo menos novata). Aunque en realidad, y según el diccionario de la RAE, siempre lo he sido, ya que escritor no es sino alguien que escribe. Y eso llevo haciéndolo toda mi vida, aunque en realidad nunca me lo había planteado en serio como una meta, como una profesión.
El caso es que esta semana he recibido el PDF con la maquetación definitiva para darle un último repaso y revisar posibles faltas de ortografía (en el paso de un archivo de Word a un programa de edición como QuarkXpress o InDesign, a veces se producen errores), de puntuación, etc. Eso sí, sin poder cambiar ya nada de la obra, ni palabras ni mucho menos frases. El texto es el que es.

El esfuerzo del maquetador ha sido considerable, pues realmente el libro es precioso. No os contaré el diseño que han creado para mi novela, porque no quiero desvelaros el misterio y chafaros la sorpresa, pero sí que os puedo decir que me ha encantado.
Hace unos días envié también la foto que aparecerá en la solapa, y que ha hecho una gran artista y bellísima persona, Ana Morales Blanca, por lo que posiblemente la semana que viene pueda ver la que será la portada del libro.
Como os digo, todo va muy deprisa, y prácticamente todas las semanas mi editor se ha puesto en contacto conmigo para contarme cómo está avanzando todo el proyecto.
Debo decir que en todo momento me he sentido bien atendida, mimada casi, y es que ambos compartimos la misma ilusión y tenemos el mismo deseo, que el libro guste, que tengamos que hacer pronto una segunda edición y que esto no sea sino el principio de esta maravillosa aventura mía.

Por mi parte, me muero por retomar mi pluma e iniciar la que será mi segunda novela. Mi cabeza está llena de ideas en forma de imágenes, escenas y diálogos que debo organizar y conectar entre sí.
Probablemente este fin de semana me compre un cuaderno bonito (¡otro más!) para poder escribir, aunque sea a mano, en el momento en que lo desee, como por ejemplo por las mañanas, durante mis tediosos y largos viajes en metro hacia la oficina en los que mi cerebro adormilado se dedica a enviarme todo tipo de cortometrajes y trailers de gran fuerza gráfica que me veo obligada a memorizar para no perder las ideas que sugieren.

Entre tanto, a lo largo de los dos meses que transcurren entre la noticia de la publicación y la presentación, he tenido dos reuniones con mi editor, he diseñado (accidentadamente) una portada, he realizado un reportaje fotográfico, he hecho una corrección del manuscrito, he redactado mi bio resumida, he firmado un contrato editorial, he realizado siete ilustraciones, he grabado algo más de 60 videotutoriales, he celebrado mi cumpleaños (a lo largo de tres días), he sufrido a cuenta de un disgustillo familiar que, gracias a Dios, ya se ha resuelto, he recuperado varias amistades de mi infancia y juventud, impartiré un curso acerca del uso de la lectura y la narración en la formación de adultos durante dos fines de semana (ahora mismo pasaré el fin de semana enclaustrada preparando el material para los alumnos), y celebraré el cumpleaños de mi chico por todo lo alto, tal y como él se merece.

Como podéis ver, no solo he hecho un montón de cosas en poco tiempo, sino que mi vida se ha vuelto una especie de montaña rusa emocional en la que casi cada día recibo alguna noticia especial o hago algo de especial significación para mí… en resumen… ¡voy a necesitar vacaciones antes de que acabe el año!

Para los que no podáis acudir a la presentación, intentaré subir un montón de imágenes y hacer una crónica detallada del evento. También colgaré toda la información de referencia para que podáis localizar o encargar la novela en cualquier librería si así lo deseáis.

No sé cuándo tendré otro ratito para contaros más novedades pero espero seguir viéndoos por aquí, a los de siempre y, por supuesto, a todos los nuevos que habéis ido accediendo al blog.

Un beso para todas las plumas inquietas.
Victoria

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lady Lyanna dice:

    Hola!

    Yo también soy una escritora no tan novata pero, a diferencia de ti, mi primera experiencia editorial no ha sido buena. Me gustaría saber cómo te has puesto en contacto con los de la editorial, si has contratado los servicios de un agente y ese tipo de cosas, porque no quiero tropezar dos veces con la misma piedra.

    Enhorabuena por tu libro!

    1. Hola, Lady Lyanna, bienvenida a mi rinconcito literario.
      Para mi primer libro, White Creek Manor (el secreto de los Hawkins), me puse directamente en contacto con la editorial.La experiencia ha sido agridulce, no todo es perfecto en el duro mundo editorial, pero desde luego me ha enseñado mucho, ha sido una gran experiencia y, lo más importante, me ha abierto muchas puertas.
      En cuanto a mis siguientes libros, que aparecerán a la venta a principios de 2014, he contado con un agente. No puedo decirte qué agencias/agentes son interesantes, ya que en este caso no lo busqué yo, sino que fue él el que se puso en contacto conmigo para ofrecerme el proyecto editorial en el que me encuentro inmersa. Lo que sí que puedo decirte es que un agente NUNCA cobra directamente cantidad alguna al autor, sino que negocia sus participaciones con la editorial.
      Si quieres acceder a editoriales solventes y con buena distribución, es la mejor opción, ya que aunque envíes directamente tu manuscrito, lo más fácil es que ni siquiera lleguen a leerlo.

      Espero haberte ayudado un poquito. Si tienes más dudas, ya sabes dónde me tienes, y si quieres hablarme de esa experiencia no tan buena, también.

      Un beso y mucho ánimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s