La encrucijada del escritor novato

La encrucijada del escritor novato

Esta misma mañana di con un interesante post en un blog de uno de mis visitantes. En él se exponía la clara diferencia entre el trabajo de un editor y de un “autoeditor” (llamémoslo así).

Veréis:

Con la llegada de la impresión digital, el modelo editorial sufrió un cambio: Con estas nuevas máquinas se podían hacer tiradas más pequeñas que con la imprenta tradicional, los plazos se acortaban y la calidad no disminuía en absoluto. Así, cualquiera podía hacer un libro e imprimirlo y encuadernarlo por un módico precio de entre 3 y 5 € (dependiendo de la cantidad de páginas, tamaño del libro, etc., por supuesto) con tiradas de menos de 500 ejemplares.

Un editor, tanto da que sea de una editorial pequeña, mediana o grande, recepciona un manuscrito, lo lee, evalúa los riesgos de la publicación, sopesa las posibles ventas, el coste de producción y decide si publicar el libro o no. Es decir, se arriesga, y unas veces acertará y tendrá entre sus manos un bestseller, y otras veces se equivocará y el libro no despegará. Supongo que por ello son tan inaccesibles y esto afecta a las posibilidades de los escritores (como yo) novatos.

Por otro lado, están las empresas de autoedición. En ellas mo existe un editor como tal, alguien que filtre las obras por calidad o “comercialidad”. Simplemente, el autor entrega el manuscrito, paga una cantidad y obtiene su obra publicada.

Como muchos ya sabreis, a finales de marzo de este mismo año, decidí escribir una novela por entregas y subirla diariamente a este blog. Una vez hube concluido, y tras pensarlo y barajar mis posibilidades, decidí buscar una editorial a la que pudiera interesar mi obra.

Desestimé casi desde el princpio una gran editorial, ya que soy una completa desconocida, carezco de agente literario y no tengo detrás el aval de ningún premio.

En mi caso, para darme a conocer, tenía tres opciones.

1.- Participar en un concurso literario

2.- Acudir a una editorial pequeña

3.- Autoeditar mi obra y buscarme la vida

La primera opción me resultaba bastante poco atractiva: suponía no hacer nada con mi novela hasta que se resolviera el concurso y podía esperar perfectamente seis meses, inmóvil, para nada. Si no resultas ganador, no recibirás ni siquiera una justificación, na crítica o una opinión experta. No era eso lo que necesitaba en ese momento.

La tercera opción me resultaba penosa: ¿Pagar entre 1.000 y 3.000€ para publicar mi novela? ¿Tan mala era que no lograría publicar de otra forma? Y, además, ¿por qué tenía yo que arriesgar un dinero que me costaría tantísimo poder reunir? (como casi todos, yo también pago un alquiler/hipoteca) ¿Podría después recuperar mi dinero de alguna forma? ¿O debería darlo por perdido? ¿Me serviría esto para meter la cabeza, aunque fuera discretamente, en el mundo editorial? La respuesta era NO. Yo soy escritora, no editora. No me corresponde a mí asumir los riesgos de la publicación.

Así pues, investigué editoriales de tamaño discreto, que fueran accesibles para una novata y que estuvieran abiertos a propuestas y, por fin, encontré una.

Tenían una página web en la que figuraba una dirección mail e invitaban a los escritores a ponerse en contacto e incluso reunirse con ellos. Me dio una buena sensación. Esa misma noche mandé un mail solicitando una reunión, pues iba a tener unos días libres y, ¡sorpresa! al día siguiente el editor me llamó al móvil y quedamos en vernos el viernes siguiente en su oficina.

Hasta el otoño no sabré si me publican o no, pero al menos recibiré una valoración de alguien que está acostumbrado a leer manuscritos de todo tipo y de todas las calidades. Por supuesto, le dije que estaba abierta a las críticas (constructivas), que me dejaría aconsejar para mejorar el libro y que era consciente de que  seguro que necesitaba alguna corrección. En todo momento, el editor se mostró amable y educado, me escuchó, se interesó por mi obra y por mí y me dio las condiciones de la editorial, para que yo tuviera todo claro desde el primer momento y pudiera decidir con objetividad.

¿Por qué os cuento esto?

Bueno, me he encontrado con bastantes personas, desde que comencé a escribir este blog, con la misma pasión por la escritura que yo. Algunos son buenos, otros del montón y algunos necesitan madurar, pero casi todos se preguntan lo mismo: ya tengo una obra, ¿y ahora qué?

Esto mismo me lo planteé el mes pasado, y esto es lo que decidí hacer. No sé si publicaré y, si lo hago, tampoco sé si mi libro se venderá ni qué pasará después. Tampoco me preocupa: he dado un primer paso, me he atrevido a dejar que alguien juzgue mi obra de forma objetiva. Si no es esta la editorial que me ha de editar, no importa, seguiré intentándolo y ya encontraré quien confíe en mi talento.

Y esto lo que os animo a que hagáis. Moveos por concursos, si eso os satisface, pagad por publicar si os lo podéis permitir, pero siempre sopesando bien los pasos que dais y buscando la solución adecuada para cada uno de vosotros.

Pero, sobre todo, nunca, nunca, nunca, perdáis la fe en vosotros mismos, pues ese es, sin duda, el mayor de los fracasos.

Un beso a todos.

Podéis leer el post que dio lugar a esta entrada en El negocio del editor

¿Cuál ha sido tu experiencia?

18 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Patricia dice:

    Hola Victoria, te escribo desde Argentina, leí tu historia estoy mas que fascinada por la voluntad y el empeño de querer hacer las cosas, te felicito, no soy escritora de cuento, novelas, nada pero hace unos años empecé a escribir un guion, una historia muy interesante de una mujer Argentina que lucha contra las adversidades de la sociedad. está casi terminada. La dejé de escribir ya hace 3 años por asuntos personales la guardé, ahora me encantaría poder publicarla es el sueño de toda mi vida pero no se como habiendo tanta gente re- importante inventando y diseñando un guion, un libro; porque para mi escribir algo lo que fuere es diseñar,ojalá tubiera la la disposición que tienes tú para encarar y empeñarte a hacer realidad tus sueños de escribir y que noten tu trabajo, realmente te ¡FELICITOOOOO Y VICTORIAA…

    1. Hola, Patricia
      Ante todo, quiero darte la bienvenida a mi rinconcito literario. Me alegra saber que sois muchos los que amáis el mundo de las letras y muchos que queréis aportar algo con vuestro talento. Escribir una obra, ya sea una novela, un guión o incluso un cuento, conlleva esfuerzo, a veces frustración y, a menudo, un sentimiento de soledad. Pero no temas, persevera, sigue adelante si ese es tu sueño. Si sigues luchando, intentándolo, al final lo conseguirás ¡Ya lo verás!
      Por el camino conocerás gente interesante y aprenderás un montón de cosas que te ayudarán en la carrera que emprendas. Mantén los ojos y los oídos bien abiertos, muévete, pregunta, escucha y observa… Y un día encontrarás a alguien a quien tu obra le parezca estupenda. Y ese día espero que regreses a este rinconcito al otro lado del vasto océano a contárnoslo a todos, para que podamos alegrarnos contigo.

      Muchas gracias por tu felicitación y tus palabras. Espero seguir viéndote por aquí.
      Un beso y mucho ánimo, pluma inquieta.

  2. angela dice:

    Gracias por tu respuesta. Noviembre va a ser un mes magnífico, tanto o más de lo que lo fue el mes de Julio. Yo espero buenos acontecimientos para ese mes, ya que he estoy activando un proyecto personal que tenía paralizado desde hacía un año. No dejaré de escribir, me temo, porque me he arrancado, aunque ¡fíjate!, acaban de publicar la fecha de examen para una oposición que me estoy esperando, de aquí a 15 días, me he enterado hace media hora, así que tendré que hacer lo posible para dividir mi cerebro, porque ahora lo tengo totalmente poseído por las musas. No sé tú, pero yo cuando tengo delante varios frentes y varios retos es cuando mejor respondo.
    Me encantará verte, si no es en noviembre cuando fuera, tanto para felicitarte personalmente como para poder darte buenas noticias.
    Un abrazo.

    1. ¡Pues claro que noviembre va a ser estupendo! ¡Vamos a tener un fin de año apoteósico!
      Bueno, ya verás como las oposiciones te salen genial, como consigues tiempo para escribir y todos tus proyectos irán estupendamente.
      yo también funciono bien bajo presión y me crezco ante las dificultades. Es más, prefiero no tener ni un momento de calma antes que permanecer en la quietud.

      Nos vemos pronto y mucho, mucho ánimo con tus cosas… ¡Todo va a ir genial, ya verás!

      Besotes

  3. angela dice:

    ¡Hola Victoria!. ¡Sí.. estoy despierta aún a estas horas! ¿Sabes porqué? Pues porque llevo dos días de actividad mental FEBRIL, me he desbloqueado y llevo estos dos días escribiendo mi historia. Si tuviera el tiempo que no tengo estoy casi segura que incluso podría acabarla de un plumazo en una semana (acabar de escribirla, ponerle el punto y final, que otra cosa es reescribirla y trabajarla). Y cuando no escribo pienso en ella, estoy sumida en los personajes y en lo que les espera y en sus sentimientos…¡madre mía! Es maravilloso, y no sé cuánto me durará. Lo único que es que así no me sale ni un poema, o mejor dicho, ninguno decente.
    Qué pena que los días no tengan 48 horas.
    He pensado que eres la persona más adecuada para contárselo.
    Un abrazo.

    1. ¡Qué buena noticia!
      Me alegro muchísimo, Ángela. Una vez que empiezas, la mente coge carrerilla, ¿verdad? Yo he llegado a desear tener cuatro manos para poder escribir más deprisa, porque a veces mis pensamientos van mucho más deprisa dictando que yo escribiendo y resulta frustrante.
      Aprovecha este momento tan creativo y, cuando acabes, tómate unos días sin escribir. Luego, relee lo que tengas y verás que te parece que es completamente nuevo. Así podrás corregirlo con mucha más serenidad y le darás la forma adeucada.
      ¡Qué bien! Me encanta ver cómo, poquito a poco, los que pasáis por quí vais animándoos a escuchar a las musas.
      Graicas por pensar en mí para darme esta gran noticia.
      Recuerda que en noviembre tendremos una cita y sacaré un ratito sólo para ti, para darte el abrazo que te mereces y para charlar contigo.

      Un besote

  4. Narayani dice:

    Intentaré hacerte caso y terminar algo de lo que tengo en mente. Ya te contaré en qué queda la cosa…

    Un beso!

    1. Eso,eso, mantenme informada y, si subes algo a tu blog dímelo, que estaré encantada de leerlo.

      Un besazo y muchos ánimos, guapa!
      Victoria

  5. Narayani dice:

    Me ha gustado mucho tu post. Yo, igual que tú y que mucha otra gente, tengo la ilusión de escribir algo que sea digno de publicar. Por el momento he empezado muchas cosas pero no he terminado nada. Soy quizás demasiado exigente conmigo misma y cuando veo que algo no me gusta cómo está escrito me estanco y termino por olvidarme de la historia.

    Realmente no sabía muy bien qué opciones hay una vez que la obra está escrita, así que este post me ha ayudado mucho🙂

    De verdad espero que este otoño te den una buena noticia!

    Un beso

    1. Hola, Narayani.
      Pues me alegro mucho de haberte sido útil. La verdad es que exigirse a uno mismo una mínima calidad es bueno, pero cuidado, un exceso de exigencia puede llevarte a perder la perspectiva. Procura acabar una obra, aunque sólo sea por experimentar la gran satisfacción que se siente cuando llegas al final. Eso trabajará tu voluntad y te dará fuerzas para continuar. Pero luego deja la obra un tiempo, unos días al menos, no la toques, no la leas, ni siquiera pienses en ella. Luego, léela pensando que no es tuya y verás como lo que lees te suena bastante más nuevo. Haz entonces una primera corrección. Si algo te “rechina” piensa si es porque presenta un error en la estructura o es sólo un error de forma. Cuando acabes esta corrección, deja que otra persona con criterio (papá y mamá, a pesar de su buena voluntad, o quizás precisamente por ello, no suelen valer para estos menesteres… ¡Seguro que les gusta todo lo que hagamos ;)! Y así es como debe ser, al fin y al cabo) la lea y sigue los consejos que ya di en el post El arte de criticar para que esa persona te ofrezca una nueva visión de tu novela. Y con ella en mente, haz una segunda corrección. ¡Seguro que en ese momento tu novela te gustará mucho más!
      Pero, sobre todo, recuerda siempre: Las palabras que no están escritas se las lleva el viento. Una novela en la mente del escritor no es más que aire, no existe. Así que… ¡escribe! y, sobre todo, esfuérzate por acabar algo. Verás que la primera vez es la más complicada, pero luego todo llega rodado.

      Un besazo enorme, pluma inquieta!
      Victoria

  6. Yo no es que sea escritor, ni pretenda serlo en corto. De todas maneras estoy dando manga ancha a mi creatividad en mi blog de mini-relatos de humor-enredo. Está en http://johnredsblond.blogspot.com
    Con tanto darle al colodrillo estos últimos meses para dar a luz esas paridas mías, me he visto con corazón para liarme la manta a la cabeza: he empezado a escribir un libro.
    Surfeando un poco por la red, he visto tu blog en la blogoteca de 20minutos.es y he encontrado verdaderamente interesante lo que dices en este artículo y bien escrito. Muchas gracias por tu aportación a la red, y recibe un abrazo. Tus consejos no caerán en mi caso en vano. ¡Hasta pronto!
    NOTA: Antes de leer cualquiera de los artículos de mi blog, lee las breves instrucciones que explico en la cabecera del blog, no vaya a ser que aparte del enredo de cada texto, te líes aún más para encontrar las soluciones. See you!
    Juan Rojas Rubio (John Reds Blond)

    1. Hola, John… Ante todo, bienvenido a mi saloncito literario y… ¡Me encanta cómo has traducido tu nombre!😄
      Que conste que así, recién llegada de un duro día en el trabajo, me has arrancado una carcajada.
      Me alegro de que te haya gustado mi blog. Ten por seguro que visitaré el tuyo detenidamente, eso sí, después de estudiarme bien tus instrucciones, tal y como recomiendas.
      Muchísima suerte con tu libro, y espero que me vayas contando tus avances.

      Un beso
      Victoria

      1. Oye, pues que me ha gustado mucho esto de haber conseguido elevarte las comisuras de los labios hasta llegar a la carcajada; No pasa con mis lector@s tan a menudo como uno quisiera.

        Bien, pues con el ánimo erguido en pie de guerra, dispuesto a aporrear el teclado, estoy decidido a pasar de la página 4 de mi libro; y va a ser ahora mismito.

        Respecto a tu artículo del “monstruo en el armario” que hace un momento he desmenuzado en lectura detenida y atenta, solamente decirte que un 10 sobre 10. Cuánta reflexión bonita y cabal hay detrás de esas líneas. Un abrazo, y sigamos adelante, que -añado yo- de monstruos mejor tener solamente el de las galletas (Triqui, de Barrio Sésamo).

      2. Así me gusta, John… ¡Manos a la obra!
        ME alegra que te haya gustado la entrada y te agradezco la nota y tus cumplidos, que además de arrancarme una sonrisa, me han subido los colores.
        Y sí, mejor tener a Triki, aunque desde que nos le han hecho vegetariano… Los monstruos ya no son lo que eran!

  7. pipermenta dice:

    Querida Victoria hace mucho que no te comento, pero sabes que sigo ahí. La verdad lo que has hecho tiene mucho mérito. Tu fe te mueve de manera que tanto si lo consigues como si no, habrás sacado la experiencia necesaria para continuar.
    Yo me considero escritora en mi pequeño mundo, pero decir que lo soy me hace verme presuntuosa, sobretodo porque carezco de técnica. Algo necesario y básico para publicar. No sé si mis historias son lo suficientemente interesantes para ser publicadas. No solo se trata de escribir bien, sino de llegar a los posibles lectores. Las correcciones que necesitarían mis “cosas” son inmensas, por esta razón me da miedo llevarla bajo el brazo a ningún lugar. Además de eso, me considero del montón, sin falsa modestia. Lo hago porque me apasiona y necesito escribir como el comer.
    Te admiro, ya lo sabes y estoy loca porque llegue Octubre y sepas algo sobre tu novela.Pero además admiro las ganas que le pones a tu pasión. Te animo a que sigas así, porque tú, nena, lo vales.
    Quiero ese Umbral en esta página. Je, je, je. La verdad es que estoy deseando leerla.
    Un cariñoso besote, guapa.

    1. ¡Hola Piper!
      Caramba, que hacía mucho que no nos comentábamos😉
      Bueno, yo ya sabes lo que te digo: te he leído y sé que talento tienes. En cuanto a las correcciones… bueno, para eso están los correctores, que son esas personas estupendas que se dedican al desagradecido mundo de hacer que un buen texto se convierta en una obra excelente. Yo te animo a que lances tu obra en busca de una crítica construcitva que pueda orientarte, quizás con un corrector, quizás directamente con un editor (que hace valor, sí, pero no tanto, es como tirarse a la piscina: cierra los ojos, tápate la nariz y da un paso hacia adelante. Sin que te des cuenta estarás en el agua), pero sabes que siempre te he dicho que vales. Últimamente he leído mucho, publicado y sin publicar, y te aseguro que no eres del montón en absoluto.
      Bueno, quizás de tanto insistir logre convencerte alguna forma, porque, como dice el anuncio ¡Tú lo vales, Piper!

      Y sí, a este paso va a ser el Umbral el que aparezca en septiembre (menos mal que la parte de documentación ya la tengo hecha)
      Besotes para ti y muchos ánimos… ¡Arriba esa autoestima literaria!

  8. Carolina dice:

    Hola… es bueno saber tu historia, sobre todo para aquellos que pasamos la vida soñando con ser escritores, pero no nos animamos… En tu caso tu diste un paso importante deidirte a escribir el libro, y admiro mucho que lo estes intentando y creas en ti, es el primer paso para salir adelante. En mi caso lo que ocurre es que no soy escritora, mi profesion es otra y escribir es algo que tengo dentro y que siempre he dicho que seria lo que haria si volviera a nacer.
    Por lo pronto me gusta como escribes, asi que aqui tienes una futura lectora cuando salga a la luz tu libro…

    1. Me alegra saber que te gustan mis post. Yo tampoco soy escritora como tal, pues ahora mismo soy guionista multimedia y formadora, pero sí me considero una escritora ya que es lo que siempre quise ser y lo que realmente me apasiona. Lo otro, aunque me gusta, es mi modus vivendi, eso que me da un sueldo cada mes. Por supuesto, no es incompatible con mi vocación de escritora.
      Espero no solo que leas mi libro cuandos sea publicado, sino que disfrutes de la siguiente novela que comenzaré a escribir en septiembre (cuál será lo ignoro, ya que la votación entre Los Niños Perdidos y el Umbral anda bastante aunada, así que habré que esperar hasta el último día).
      Sobre todo, lo que deseo para ti, es que no pierdas tus sueños ni tus ilusiones, pues a menudo son lo único con lo que contamos durante la tormenta y lo único que nos puede salvar del desastre.
      Si te gusta escribir… ¡Escribe! te prometo que, al menos yo, estaré aquí leyendo lo que quieras contarme.
      Un beso
      Victoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s