Mary Beth Hawkins. Boceto. 1891

Retrato de Mary Beth Hawkins. 1891

La señorita Mary Beth Hawkins fue descrita por Edward Hirst en la entrada de su diario correspondiente al martes 14 de abril de 1891 como:

“[…] la criatura más hermosa que jamás nadie podría contemplar, posando delicadamente sus largos y blancos dedos sobre las teclas de un enorme piano.
En ese momento, el tiempo se ha detenido para mí.
Su cabeza, coronada por un tocado de sedosos rizos de un castaño dorado, se inclina graciosa sobre un largo y esbelto cuello como tallado en alabastro. Sus hombros, apenas cubiertos por el vestido de seda de un brillante color celeste, son finos y estrechos. Su talle, minúsculo, se cimbrea elegantemente y toda ella parece orlada por una suave luz.

Cuando Osbrook nos ha anunciado, rompiendo en ese momento el hechizo en el que me hallaba atrapado, la hermosa ninfa, ese ángel perfecto, se ha vuelto y me he encontrado frente a unos ojos enormes, de un verde oscuro, profundo, como los helechos del pantano. Sus labios, rosados y perfectos, se han curvado en una amable sonrisa y se ha levantado con gesto elegante para darnos la bienvenida. Al rozar su mano para besarla, me he sentido sucio y desastrado, indigno siquiera de su mirada. […]”

El boceto se halla ligeramente dañado por el fuego, aunque los trazos son fácilmente apreciables.

Es posible que el retrato esté ligeramente idealizado, pues Mary Beth Hawkins se convirtió en el único amor de Hirst.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s