El arte de criticar

Cuando creamos algo, ya sea un libro, una melodía o incluso un logotipo, generalmente nos entusiasmamos con nuestra obra… ¡o la odiamos! Lo que es muy raro es que no sintamos nada por ella. Pero, ¿hasta qué punto es objetivo nuestro punto de vista? ¿Cuán realistas somos al juzgar nuestras creaciones?
Es por ello que, al no tener seguridad acerca de la ecuanimidad de nuestra opinión, debemos buscar la de otras personas.

Casi todos nos dirigimos, en primer lugar, a los familiares y amigos, ya que son las personas más cercanas a nosotros. Pero, ¿cuántas veces estas personas, con toda la buena intención del mundo, nos han dado una respuesta del tipo “está genial” o “Bueno, no está mal”?
Por supuesto, esta respuesta no nos aporta nada. No nos servirá que nos alaben ni que nos desprecien. Y esto último no debemos permitirlo, ya que socabará nuestra seguridad, nuestra autoestima y nuestra creatividad y, para colmo, no nos ayudará a detectar nuestros defectos y virtudes.

Así pues, ¿cómo debe de ser una crítica adecuada?

Una crítica constructiva JAMÁS contendrá insultos, desprecios ni juicios gratuitos. Evita siempre respuestas polarizadas y escuetas como “bien” y “mal”. Así pues, podemos ayudar a los nuestros a realizar un juicio útil marcando unas directrices:

1.- Enumerar cinco cosas que les gustan y por qué

2.- Enumerar tres cosas que no les gustan y por qué.

En el caso de las obras narrativas:

1.- Personaje favorito

2.- Personaje que menos les gusta

3.- Personaje con el que se identifican

4.- ¿Está clara la historia que pretendo contar?

5.- ¿Quién dirías que es el protagonista?

6.- ¿Y el antagonista?

7.- Define el carácter del protagonista

8.- (si la obra no está acabada) ¿Qué crees que va a suceder?

9.- ¿Qué emociones has experimentado durante la lectura? o bien ¿Has sentido miedo/tristeza, te has reído, etc. en la escena XXXXXX?

Y cualquier otra pregunta que quieras realizar. Así, orientarás estas críticas y podrás deducir de sus respuestas la calidad de tu trabajo, lo que debes mejorar y si puedes sentirte realmente satisfecho con tu obra

Y, sobre todo: JAMÁS OLVIDES DIVERTIRTE MIENTRAS CREAS. Cuanto más disfrutes del proceso, mejor será el resultado y más firme te mantendrás frente al desánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s